¡Lo difícil no fue llegar, lo difícil será mantenerse, cumplir... Cada pueblo tiene el gobierno que se merece! La lucha sigue...

La batalla política en y por las redes sociales

POR JOSÉ GIL OLMOS , 15 FEBRERO, 2019

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La red de internet y sus distintas plataformas distribuidoras de información han cambiado la forma de hacer política en México. No hay político, funcionario, gobernante, legislador, autoridad, empresario y hasta miembros del crimen organizado que no usen las redes sociales para sus fines e intereses particulares, y es en estas donde se definen un buen número de las decisiones que se están tomando en las altas esferas del poder.

La vorágine de acciones con las que empezó este gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador ha generado una sensación de incertidumbre en la sociedad que se ha amplificado precisamente en las redes sociales donde, a toda hora del día, se libran batallas brutales entre los que están a favor y en contra de la cuarta transformación, como le ha llamado el presidente a su propuesta de gobierno.

El perfil del Presidente Andres Manuel Lopez Obrador en Facebook


La red de internet se ha convertido en la arena de lucha de miles de usuarios que no dejan pasar ninguna de las palabras de López Obrador para emitir apoyos o lanzar juicios, criticas, burlas, maldiciones, adjetivos y descalificaciones.

Los medios tradicionales de comunicación han sido rebasados por los comentarios que se difunden en tiempo real en los distintos servidores como Twitter, Facebook e Instagram en los que se manifiestan a favor o en contra del gobierno federal.

En esta arena cibernética no hay puntos medios entre quienes participan con palabras o imágenes (videos, memes, emoticones, avatares, etcétera) fijando posiciones antagónicas. Y quienes plantean algunos razonamientos de análisis son relegados en lo más alto de las gradas de internet donde pierden presencia.

Este ánimo de enojo e incertidumbre en amplios sectores de la sociedad se ha ido amplificando con el paso de los días en internet generando una incertidumbre que ya alcanza a una buena parte del país a pesar de que no todos tiene acceso a la red global de comunicación que año con año crece de manera impresionante.

El crecimiento del número de usuarios de Internet en el mundo entre enero de 2018 y enero de 2019 representó el 9.1%, esto quiere decir 367 millones de internautas más, dando un total de cuatro mil 388 millones. En México el año pasado la población de usuarios alcanzaba los 85 millones con un crecimiento anual similar al internacional.

El uso de internet ha servido a López Obrador a difundir de manera directa a un amplio sector de la sociedad sus ideas y acciones de gobierno. Esto se ve con claridad en las conferencias matutinas que tiene un número amplio de seguidores que, incluso, ha desplazado a la audiencia de los noticieros matutinos porque muchos prefieren entrarse directamente de lo que dice el presidente y no a través de un comentarista o reportero.

Pero al mismo tiempo, sus opositores, detractores y adversarios políticos también han encontrado en la red de internet el espacio perfecto para difundir sus diferencias dando un seguimiento puntual a las contradicciones, errores y faltas del presidente y de su equipo.

En ambas partes existen equipos profesionales que se dedican a atacar y contraatacar, son los famosos boots que se introducen en el fluido permanente de la información para generar una impresión en la población usuaria.

Todo esto parecería ser un lugar común en el debate político y mediático. No obstante, habría que recordar que una buena parte del triunfo de López Obrador se dio gracias a las “benditas redes sociales” y que para las elecciones intermedias del 2021 la batalla por generar una percepción favorable o negativa para conseguir el voto mayoritario de Morena se dará precisamente en la arena cibernética y no en las calles, como tradicionalmente se hacía en las campañas político electorales.

Por cierto…México ocupa el cuarto lugar en el mundo con usuarios que más tiempo gastan en uso de redes sociales. Según un estudio del Laboratorio de Seguridad Informática de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón de la UNAM, el promedio de uso es de cuatro horas diarias y, sin embargo, el nivel de aprovechamiento cultural y de conocimiento es más bajo que países más desarrollados como Japón, que las utilizan una hora en promedio. Los usuarios mexicanos prácticamente se encuentran navegando durante casi todo el día. Al menos eso reconoce el 64% de la población. Los momentos de mayor conectividad van desde las 6:00 a 9:00 de la mañana, a la hora de la conferencia de López Obrador. En las noches, la gente suele navegar entre las 9:00 y 12:00 de la noche.

0 comentarios:

Visitantes