¡Lo difícil no fue llegar, lo difícil será mantenerse, cumplir... Cada pueblo tiene el gobierno que se merece! La lucha sigue...

Una multitud arropa a López Obrador y éste ofrece regresar a Chiapas ya como presidente electo

POR ISAÍN MANDUJANO , 27 JUNIO, 2018

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Antes miles de simpatizantes, Andrés Manuel López Obrador dijo que retornará a esta entidad pero ya como presidente electo, y no después del 1 de diciembre, sino antes, en un recorrido por todo el país para agradecer el voto. Y también que esta vez no iría a su rancho “La Chingada”, localizado en Palenque.

“Este arroz ya se coció”, dijo el tabasqueño ante la multitud de militantes de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), así como de otros partidos, entre ellos el Verde Ecologista de México (PVEM), Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

A la explanada de la Feria Chiapas, López Obrador arribó pasadas las diez de la mañana, cuando ya México y Suecia disputaban la segunda ronda; el primero tiempo lo observaron en dos pantallas gigantes quienes llegaron en punto de las nueve de la mañana a donde sería el mitin del tabasqueño.

Los asistentes recibieron a López Obrador con banderas, consignas y pancartas. A la par, cuatro drones sobrevolaban encima de la multitud que quería verlo, tocarlo abrazar al candidato presidencial de Juntos Haremos Historia.

Lopez Obrador durante su cierre de campaña en Chiapas/Foto: Isaín Mandujano

En el templete ya lo esperaban candidatos a alcaldes, a diputados locales o federales, a senadores y a la gubernatura, todos de la coalición Juntos Haremos Historia. Estaban ahí el empresario Alfonso Romo y el coordinador de la región sureste de Morena, Julio Scherer Ibarra.

Primero habló el candidato a alcalde a la presidencia municipal de Tuxtla, Carlos Morales Vázquez, quien militó en el PRD y posteriormente se afilió a Morena. También fue secretario de Medio Ambiente del actual gobierno de Manuel Velasco, del Verde.

Posteriormente habló el candidato a gobernador Rutilio Escandón Cadenas, presidente del Poder Judicial del Estado del 2012 al 2017 a propuesta de Velasco Coello.

En el templete destacaban otros excolaboradores de Velasco Coello, Eduardo Ramírez Aguilar, exdiputado federal por el PVEM, exlíder estatal de ese partido, exsecretario de Gobierno y ahora candidato a Senador por Morena.

También estaba ahí Sasil de León Villard, exdiputada federal por el Verde, exsecretaria de la mujer de Velasco Coello y excoordinadora de Prospera. Muy amiga de la mamá del gobernador Velasco Coello, la señora Leticia Coello.

Y como ellos, muchos exmilitantes y militantes del Verde se hacían notar en las primeras filas entre la multitud, o bien apoyando en la logística del evento.

En su cierre de campaña en esta entidad, López Obrador se dirigió a sus “paisanos” chiapanecos, a quienes dijo que por ahora no irá a Palenque, implícitamente que no pasaría a su rancho “La Chingada”, sino que se iría por otra vía para llegar a Villahermosa, Tabasco, donde sería su segundo cierre de campaña antes de volar a la Ciudad de México, donde cerrará su campaña en el Estadio Azteca.

También dijo que no necesitaba que le dijeran cuáles son los problemas de Chiapas, porque de sobra los sabe desde hace más de 20 años que ha recorrido la entidad y el país. Que conoce muy bien todas las regiones de la entidad porque si bien no nació en Chiapas, es chiapaneco por adopción, pues sus padres vivieron entre Palenque y Tuxtla, donde todavía viven muchos miembros de su familia.

El tabasqueño refrendó su apoyo a los jóvenes como un sector prioritario, pero también a los adultos mayores, al igual que a los hombres y mujeres del campo.

Luego señaló que, aunque se burlan de su propuesta, todo ello se logrará combatiendo la corrupción y quitando los privilegios, porque es ahí donde se van cifras multimillonarias que, en su eventual gobierno, servirán para combatir el hambre, la pobreza y la marginación.

Igual dijo que rescatará al campo del abandono en que se encuentra, y sobre todo hará que la región de la Frailesca sea el gran productor de maíz y de otros granos como antes lo fue, pero que se fue perdiendo eso por falta de apoyos del gobierno federal.

Además, dijo que reactivará el hato ganadero apoyando a este sector que tanto en Chiapas como en Tabasco sufren las consecuencias del tráfico ilegal que se da por la frontera sur con ganado que entre de Centroamérica rumbo a Estados Unidos.

Enseguida habló se sembrar 200 mil hectáreas de árboles frutales y maderables, entre café, cítricos y otros. Y que con ello se crearán 80 mil empleos en Chiapas, no temporales como los que crea el actual gobierno federal, sino empleos permanentes.

López Obrador señaló que buscará que con ello los chiapanecos tengan arraigo donde nacieron, donde están sus tradiciones, costumbres y familia, donde están sus muertos, y que quien tenga que migrar a otro estado o al norte del país, lo haga por gusto y no por necesidad.

También dijo que apoyará de forma decidida y comprometida a todos los pueblos originarios de Chiapas y de México. Recordó que hace 40 años fue director del desaparecido Instituto Nacional Indigenista en Tabasco, y que desde siempre ha trabajado con los más pobres y marginados de México, y que como presidente de México lo seguirá haciendo.

No al “voto cruzado”

López Obrador pidió que nadie haga “voto cruzado” con el fin de que pueda llevar a cabo todas sus propuestas y compromisos de campaña, al lado de alcaldes, del gobernador, de los senadores y de los diputados locales y federales.

Por ello, pidió que el voto sea “seis de seis”, es decir, que se vote en bloque por la coalición Juntos Haremos Historia en cada una de las seis boletas que reciban los chiapanecos el próximo domingo 1 de julio.

Igual refrendó que la sede nacional de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) dejará de estar en la Ciudad de México y se vendrá a instalar en la capital de Chiapas.

Luego reafirmó su compromiso de derogar los decretos que privatizan el agua de los mexicanos.

Se comprometió a respetar todos los usos y costumbres, así como las tradiciones y las religiones, para construir así “el reino de la justicia” en la tierra.

No obstante, pidió a sus seguidores y simpatizantes no confiarse y salir a votar de forma masiva, pero sobre todo cuidar las casillas para que no haya fraude.

En su gobierno, prometió, no habrá divorcio entre gobernantes y gobernados, pues gobernará acompañado de todos los mexicanos, ya que sólo así se podrá sacar adelante al país.

“Será un gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. Vamos a gobernar juntos”, ofreció.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

eSPEREMOS QUE SI - SOLO ME DA TRISTEZA - SABER QUE CANDIDATOS QUE MILITARON EN VERDE, EN PRI Y EN PN, YA ESTEN ANEXADOS EN MORENA. PERO BUENO. HABER SI JUSTOS HACEN HISTORIA.

Visitantes