¡Nos empujan a la lucha, hay que prepararla... Fuera los traidores de la Patria... No al gasolinazo!

En el abandono, tres municipios de Chiapas cercanos al epicentro del temblor del 7-S

POR ISAÍN MANDUJANO , 26 SEPTIEMBRE, 2017

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Una decena de organizaciones sociales y civiles denunciaron hoy que cientos de familias vulnerables están totalmente abandonadas en los municipios de Arriaga, Tonalá y Pijijiapan, tres de los municipios más cercanos al epicentro del sismo del pasado 7 de septiembre.

Dijeron que las autoridades no han visitado sus casas para evaluar daños, no les han informado sobre ningún plan de reconstrucción, no les han facilitado un acceso a un albergue, ni otorgado alimentación, atención médica o psicosocial.


Los sismos tuvieron epicentro cerca de Pijijiapan, Chiapas/Foto: Google Maps

Pasada la emergencia, exigieron a los tres niveles de gobierno que se respete en tiempo y forma el plan de reconstrucción comunitaria que proponen los pueblos, ya que no quieren que se repita la experiencia de 1985, cuando el gobierno mexicano tardó años en reconstruir las viviendas de los damnificados.

Luego de reunirse durante el fin de semana pasado en el ejido El Fortín, municipio de Pijijiapan, la zona costera, los activistas y organizaciones que fueron convocados por el Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas, dieron a conocer una serie de irregularidades que se han registrado a 18 días del sismo.

Tras la reunión donde estuvieron miembros de la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) y del Movimiento de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER), todos fueron a observar el puente que comunica la comunidad La Conquista con el ejido El Fortín en Pijijiapan y ahí constataron que presenta grandes fracturas y que dos muros están a punto de derrumbarse.

“Esto representa un grave peligro para los habitantes, pero hasta la fecha Protección Civil no ha llegado a evaluar los daños ni ha cumplido con su función de prevenir accidentes para proteger a la población en general, principalmente a los alumnos de distintos niveles que lo atraviesan para ir a la escuela”, dijeron los activistas.

Señalaron que El Fortín y La Conquista no son las dos únicas comunidades de la costa de Chiapas que han sido abandonadas y olvidadas por las autoridades después del sismo.

Indicaron que en Tonalá hay cuatro mil 700 viviendas dañadas, cuatro mil 300 en Arriaga, dos mil 100 en Pijijiapan, y miles más en toda esa región Itsmo-Costa.

Denunciaron que hay cientos de familias vulnerables que están totalmente abandonadas, es decir que las autoridades no las han visitado en sus casas para evaluar daños, que no les han informado sobre ningún plan de reconstrucción, que no les han facilitado un acceso a un albergue, ni otorgado alimentación, atención médica o psicosocial.

“Los pueblos de esta región hemos sido olvidados e ignorados porque estamos lejos de los centros turísticos y económicos que interesan a los gobiernos y a las empresas. Solo se acercan cuando nuestros territorios les interesan para desarrollar sus proyectos y hacer ganancia como es el caso de la implementación de Zonas Económicas Especiales (ZEE) en la costa de Chiapas y el Istmo de Tehuantepec.

“Si hoy el gobierno no llega a nuestras comunidades es porque está esperando nuestra desaparición para poder extraer nuestros bienes comunes naturales en el futuro”, acusaron los participantes en ese foro realizado el fin de semana.

Señalaron que es indignante que a escala nacional los partidos políticos se negaron a dedicar sus fondos previstos para el financiamiento de sus campañas políticas, a la reconstrucción y al apoyo de los pueblos damnificados tras los sismos de septiembre en Chiapas, Oaxaca, Morelos, Puebla y la Ciudad de México.

En todo el país, señalaron, siguen viendo que aspirantes a puestos políticos están aprovechando la situación repartiendo apoyos para ganar votos para el 2018. Por ejemplo, en el municipio de Jiquipilas se está condicionando la ayuda gubernamental y ciudadana y entregando únicamente a afiliados del Partido Verde Ecologista de México, denunciaron.

Gracias a la lucha de los pueblos organizados, añadieron, se han obtenido apoyos de la sociedad civil de México y de otros países, a través del Consejo Autónomo Regional de la Zona Costa de Chiapas, el Frente Cívico Tonalteco y el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa AC.

Esta ayuda sirve para alimentar a la población afectada en cocinas comunitarias, ofrecerle atención médica y psicosocial. En los próximos días, señalaron, se ocuparán de desarrollar los trabajos comunitarios de reconstrucción de viviendas.

La Secretaría de Protección Civil dijo que a 18 días del sismo magnitud 8.2, continúan con la evaluación preliminar de daños, la cual concluirá con la entrega de resultados por parte del comité estatal de evaluación de daños el día 5 de octubre, de acuerdo con las reglas del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Al momento, afirmaron, se tiene el reporte de cuatro mil 326 réplicas del sismo del pasado 7 de septiembre y no se descarta que se continúen presentando más movimientos telúricos, los cuales se consideran normales ante el reacomodo de las placas tectónicas.

Autoridades de Protección Civil dieron a conocer que se registraron afectaciones en 97 municipios del estado, principalmente en los municipios de Villaflores, Villa Corzo y Jiquipilas.

De manera preliminar y según el censo realizado por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) del gobierno federal, se tiene el reporte de un total de 58 mil 365 viviendas afectadas, de las cuales 41 mil 569 tiene daños parciales y 16 mil 796 daño total.

Por parte del sector educativo se tiene el registro de dos mil 173 escuelas con daño parcial y 113 con daño total, de igual forma se tiene el registro de 90 unidades médicas con daño parcial, 194 edificios públicos, 462 iglesias, 658 comercios, 330 tramos carreteros afectados estatales y 68 puentes dañados, cien carreteras federales, 92 carreteras alimentadoras y cuatro puentes federales.

De igual forma se tienen daños en 15 servicios vitales de electricidad y 50 de agua potable y alcantarillado.

Al momento se tienen activos seis refugios temporales con 84 familias, 307 personas en total, a las que se les brinda un lugar digno para dormir, así como alimentos y atención médica.

0 comentarios:

Visitantes