¡Nos empujan a la lucha, hay que prepararla... Fuera los traidores de la Patria... No al gasolinazo!

Plan de Negocios deja en manos privadas eventual éxito de Pemex

POR CARLOS ACOSTA CÓRDOVA , 4 NOVIEMBRE, 2016

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Finalmente Pemex presentó este jueves su tan esperado Plan de Negocios 2016-2021, gracias al cual, presuntamente, podrá incrementar en 2017 su plataforma de producción en 19 mil barriles diarios, adicionales a los previstos en la iniciativa de Ley de Ingresos para la Federación, que eran de un millón 928 mil barriles diarios.

El director de la “empresa productiva del Estado”, José Antonio González Anaya encabezó en la sede de las oficinas centrales de Pemex el acto en el que se dieron a conocer, sin muchos detalles, las acciones que emprenderá Pemex para seguir siendo “la empresa emblemática de México”.

Al acto asistieron los secretarios de Hacienda, José Antonio Meade, y de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, así como la plana mayor del sector energético, los gobernadores de Tamaulipas y Veracruz, consejeros y contratistas de la empresa, la dirigencia sindical e interesados en invertir en ella.

Quiso el director González Anaya no aburrir de inicio a los presentes y presentó un breve video –“entretenido”, dijo– que empieza con imágenes y palabras del presidente Lázaro Cárdenas, en el que se escucha a quien sacó del país a las trasnacionales extranjeras pedir “a la nación entera un respaldo moral y material suficientes” para llevar a cabo con éxito el impulso a la nueva empresa petrolera de México.

Fue, por decir lo menos, un contrasentido, pues el Plan de Negocios presentado hoy lo que hace es en realidad dejar en manos de empresas privadas, nacionales y extranjeras, toda posibilidad de éxito para Pemex, aprovechando “las ventajas y la flexibilidad que ofrece la reforma energética”, por la vía de alianzas, asociaciones, arrendamiento –los famosos farm out de que tanto se habla en el sector energético.


Jose Antonio Gonzalez Anaya, director de Pemex/Foto. Octavio Gomez

El objetivo de corto plazo, dijo el director, es “ajustar la estructura de costos y la estrategia de negocios a un escenario de precios bajos”, que se logrará con programas de ajuste, medidas de austeridad, disciplina fiscal y control presupuestal”

Lo que hará Pemex, que ya está haciendo más bien, dijo el director, será “replantear inversiones sin comprometer la producción futura a través de las herramientas de la reforma energética, por un monto de 65 mil millones de pesos”.

En síntesis, lo que el nuevo plan de negocios de Pemex busca es, gracias al cambio en su marco jurídico, darle prioridad a la inversión privada, sobre todo a la extranjera.

Así, dijo González Anaya, Pemex puede desarrollar una operación similar al resto de las compañías petroleras del mundo, lo que le permitirá revertir la tendencia de pérdida de los últimos años y compartir riesgos técnicos, tecnológicos y financieros en toda la cadena de valor”.

De hecho, dijo, “ya se recortó la inversión (pública) en aguas profundas por 13 mil millones de pesos para el 2016. Hoy ese proyecto es el farm out de Trión que se licitará el 5 de diciembre” y que tiene 500 millones de barriles en reservas 3P (una ponderación de las reservas probadas, probables y posibles).

Vale apuntar que el bloque petrolero de Trión fue descubierto en 2012 y se ubica a 200 kilómetros al este de Matamoros y a 40 kilómetros de la frontera de aguas territoriales, con un tirante de agua de más de 2 mil 500 metros de profundidad, según información de Pemex, que señala en su página electrónica que “a diferencia de otros campos petroleros, Trión no solamente tiene recursos prospectivos sino reservas totales 3P, las cuales suman 485 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Se requieren inversiones por alrededor de 11 mil millones de dólares para su exploración y explotación”.

En la presentación del Plan de Negocios, González Anaya informó también que están en proceso los farm outs de Ayin-Batsil en aguas someras, y Cárdenas-Mora y Ogarrio en campos terrestres que se licitarán en la Ronda 2.1 y 2.2 en abril próximo.

También explicó que en la subsidiaria Transformación Industrial, que incluye la refinación, se replantearon inversiones en reconfiguraciones de las refinerías para llevarse a cabo a través de asociaciones, como la coquizadora de Tula, proyecto que se está replanteando a través de un contrato de compra de servicios (tolling o acuerdos de peaje) en el 2017.

Según el director general de Pemex, el que presentó hoy “es el primer plan de negocios que toma como eje rector a la rentabilidad”.

Luego aseguró que Pemex tiene finanzas estables, “mejorables pero estables”, y que alcanzará un superávit primario en 2017 y logrará el balance financiero entre 2019 y 2020.

Para lograrlo, dijo, “al cierre del año se habrá cumplido con el ajuste de 100 mil millones de pesos, anunciado en febrero. Incluso se sobrepasará la meta de ahorro planteada”.

Enseguida aseguró que con las medidas anunciadas Pemex alcanzará el equilibrio financiero en 2019 y en 2021 eliminará las pérdidas en el Sistema Nacional de Refinación.

El Plan de Negocios, dijo, ya está en ejecución y ha logrado avances importantes: se ha disminuido el riesgo de Pemex (posibilidad de insolvencia) en 50%, equivalentes a 148 puntos base. También se han desincorporado los gasoductos de Chihuahua.

La ceremonia de presentación del Plan de Negocios sirvió también para dar cifras alegres, aunque amañadas algunas:

–“Pemex es hoy una de las 100 empresas más grandes del mundo”, según el ranking 2016 de las 500 empresas más importantes del mundo que publica cada año la revista Fortune. Ocupa este año el lugar 98 en esa lista de 500, señalaba una lámina de la presentación gráfica.

Sí, pero en 2012 Pemex ocupaba el lugar 34. Y desde el primer año de la actual administración bajó al 36 y se fue desplomando verticalmente… hasta llegar al lugar 98 del que hoy se jactó González Anaya.

–“Pemex es la octava productora de crudo en el mundo”.

Sí, pero en 2008, aun cuando la crisis financiera internacional empezaba a tomar vuelo, Pemex era la tercera empresa productora de crudo más importante a nivel internacional, sólo después de Saudi Aramco, de Arabia Saudita, y de NIOC (National Iranian Oil Company), la petrolera estatal de Irán.

–Sus ventas totales equivalen actualmente a “dos veces el Producto Interno de Bolivia”.

Es correcto, pero los números son más realistas que las palabras: en 2009, y ya en el apogeo de la crisis financiera internacional, las ventas totales de Pemex eran tres veces el PIB de Bolivia en ese año.

En fin, lo que significa realmente el plan de negocios de la empresa es “impulsar la formación de alianzas a lo largo de toda la cadena de valor de Pemex como un mecanismo para incrementar sus inversiones y su eficiencia”, según González Anaya, quien concluyó que sólo así se “permitirá a Pemex fortalecer su posición actual y seguir siendo la empresa emblemática de todos los mexicanos”… aunque sea empujada por petroleras extranjeras, que son las que tienen experiencia.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Acabar con la empresa de los mexicanos ha sido la prioridad de este gobierno y lo han logrado diciendo que el petróleo ya se acabo pero si Usted recuerda que cuando se se propuso la reforma ene energética nos dijeron que había mucho hidrocarburos en la profundidad del golfo de México llamado por los expertos la sonada de Campeche y con ello lograron la privatización de la empresa de los mexicanos, además de dejar a un mundo de trabajadores de la plataformas sin trabajo y a otros tantos de los transitorios en el continente y hoy hay familias enteras sufriendo hambre y todo por la ambición de unos cuantos mal nacidos de atlacomunco

Visitantes