¡Nos empujan a la lucha, hay que prepararla... Fuera los traidores de la Patria... No al gasolinazo!

ICA, el coloso que Peña Nieto dejó caer

20 DE DICIEMBRE DE 2015 


Durante décadas ICA fue la constructora dominante en México. Gran parte de la infraestructura del país (carreteras, presas, hospitales, puentes, multifamiliares, el Metro) son obra suya. Siempre al amparo de los presidentes priistas, desde Miguel Alemán, e incluso de los dos panistas. Era tal la cercanía de su fundador, Bernardo Quintana, con Los Pinos, que participó con entusiasmo en el boicot publicitario contra el Excélsior de Julio Scherer. Pero la suerte se le acabó. La preferencia de la actual administración por las empresas españolas, como OHL, hicieron que Ingenieros Civiles Asociados se depreciara 70% sólo este sexenio… y su quiebra está en puerta.
MÉXICO, DF (Proceso) .- Ingenieros Civiles Asociados (ICA), la constructora más grande del país, nació y creció al amparo del poder político. Sus dueños, cercanos a los presidentes en turno desde el sexenio de Miguel Alemán, sirvieron al sistema lo mismo para apoyar su postura anticomunista durante la Guerra Fría que con sus donativos en el “pase de charola” inventado por el priismo, e inclusive para tomar parte en oscuras conspiraciones contra la libertad de expresión, como el boicot publicitario al Excélsior de Julio Scherer… Favores todos que el sistema pagó con impresionantes contratos de infraestructura.
Ingenieros Civiles Asociados (ICA). 
Foto: Especial

Convertida en un gigante, con operaciones multinacionales y enlistada en las bolsas mexicana y de Nueva York, el regreso del PRI a la Presidencia no la llevó a recuperar el antiguo esplendor; por el contrario, Empresas ICA es ahora emblema de la crisis de los constructores mexicanos.
Y es que el favoritismo del gobierno de Enrique Peña Nieto hacia empresas extranjeras, junto a una coyuntural y poco clara falta de recursos, detonó una crisis en el sector de la construcción, cuya víctima más visible es el corporativo que preside Bernardo Quintana Isaac, uno de los empresarios más influyentes de México y quien fue socio minoritario de Carlos Slim cuando éste adquirió Teléfonos de México.
El consorcio constructor que agrupa once subsidiarias y tiene operaciones internacionales sucumbió este mes al no poder cumplir el pago de intereses por unos 31 millones de dólares cuyo vencimiento había prorrogado desde el 29 de noviembre, detonando desde entonces versiones sobre una eventual quiebra y un tremendo impacto en sus cotizaciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), para agudizar la depreciación que en lo que va del sexenio se estima en 70% (estimado de Mario Maldonado en El Financiero del pasado 22 de octubre).
(Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2042, ya en circulación)

0 comentarios:

Visitantes