¡Nos empujan a la lucha, hay que prepararla... Fuera los traidores de la Patria... No al gasolinazo!

Anaya descuida al PAN pero construye su candidatura

22 DE NOVIEMBRE DE 2015 


En campaña prometió convertir al PAN en una “oposición crítica”… pero ya se le olvidó. En vez de eso –comenta el senador Javier Corral–, Ricardo Anaya, presidente nacional panista, se dobló ante Enrique Peña Nieto y ante Televisa, empresa en la cual quiere apoyarse para construir ya una candidatura presidencial que se oponga a la de Margarita Zavala, ahora que la figura del gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, está tan desprestigiada.
MÉXICO, DF (Proceso).- En menos de cien días como presidente del Partido Acción Nacional (PAN), que se cumplirán el lunes 30, Ricardo Anaya abandonó su prometida agenda de “regeneración” para comenzar a construir un proyecto personal: su candidatura presidencial para 2018.
Este plan incluye no sólo la promoción de su imagen en radio y televisión con los tiempos oficiales del PAN, cuestionada hasta por sus correligionarios, sino hacer suyos reclamos de Televisa, como la prórroga al plazo constitucional para el apagón analógico y una reforma electoral para volver a la venta de espacios en esos medios.
Ricardo Anaya Líder Nacional del Pan

Más aún: así como Anaya es omiso ante los escándalos de corrupción en el PAN, incluida la depuración del fraudulento padrón de militantes, renunció a convertir a su partido en “oposición crítica” al gobierno de Enrique Peña Nieto y ordenó a sus bancadas en el Congreso avalar sin cambios sustantivos todo el paquete económico.
Pese a que públicamente prometió que el PAN no aprobaría el Presupuesto de Egresos sin auditorías e informes de aplicación con plazos para evitar los “moches” y otras prácticas de corrupción –“esta es una condición que para nosotros tiene carácter de no negociable”–, al final aprobó todo sin transparencia.
Menos ha cumplido su promesa de hacer públicas sus declaraciones patrimonial, fiscal y de interés, ni la disminución a la mitad del gasto corriente en el PAN, tal como lo prometió en campaña y lo reiteró cuando fue declarado ganador ante el senador Javier Corral, quien afirma que la incongruencia es ya el sello de la actual presidencia panista.
“En breve tiempo, más pronto de lo que yo pensaba, están abandonadas las ideas de la presumible regeneración del PAN. Él ya arrancó su precampaña y usa los recursos del partido y las prerrogativas oficiales para promover su imagen con un discurso, por cierto, absolutamente hueco”, evalúa Corral en entrevista.
El senador disecciona, con base en hechos, la presidencia de Anaya y su proyecto presidencial que, asegura, es de recambio ante el desprestigio del gobernador expriista de Puebla, Rafael Moreno Valle, y ante la posibilidad de que se imponga Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón.
“Aunque Moreno Valle tiene dinero y está creando una estructura a nivel nacional, su imagen está muy deteriorada y su prestigio, por los suelos. Y a eso le apuesta Anaya: consciente del desprestigio del gobernador, le conviene una alianza con él por los recursos”.
Lo grave de este proyecto de Anaya, alerta, es que introduce en el PAN una “discordia” adicional en la prematura disputa por la candidatura presidencial, porque el presidente del partido no puede colocarse como un jugador más por ese cargo.
“Al contrario, deber ser un árbitro leal al partido. Porque cuando el presidente del PAN ya está metido en la interna y promoviéndose personalmente, lo van a imitar los demás. Dirán: ‘Si Anaya lo hizo o lo hace, ¿por qué nosotros no?’ Entonces todo se trastoca”.
(Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 2038, ya en circulación)

0 comentarios:

Visitantes