¡Nos empujan a la lucha, hay que prepararla... Fuera los traidores de la Patria... No al gasolinazo!

Desmantela Segob su área de prevención; se vuelve coto de “los verdes”

16 DE OCTUBRE DE 2015 

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Desde que el presidente Enrique Peña Nieto designó a Arturo Escobar como subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, quien se ufanó de obtener ese “premio” como líder del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), prominentes organizaciones de la sociedad civil advirtieron que nada bueno anticipaba ese nombramiento.
“Nos pareció verdaderamente una bofetada. Dijimos: No puede ser que ese señor tenga un programa emblemático, de un cambio de paradigma sobre el tema de violencia, y meta a un operador político del Partido Verde”, recuerda Clara Jusidman, artífice de la oposición de la sociedad civil organizada contra Escobar.

Arturo Escobar, excoordinador de la campaña del Partido Verde. 
Foto: Octavio Gómez

Pero cuando se supo que la mano derecha de Escobar sería Ruth Zavaleta, experredista y militante del PVEM, la lógica electoral de los nombramientos cobró mayor sentido.
“El mensaje es que los 2 mil millones de pesos que van a destinarse al programa de prevención, en 2016, se van a ir a la construcción de clientelas y a comprar votos, porque esto es lo que saben hacer esos dos personajes”, interpreta Jusidman, en entrevista con Proceso.
Y tras las protestas para exigirle a Peña y al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, reconsiderar el nombramiento de Escobar, arropado a su vez por el priismo, las organizaciones de la sociedad civil mantienen bajo escrutinio los nuevos nombramientos que habrá.
La fundadora de Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social (Incide Social) advierte que, además de la carga negativa que se anticipa con los nuevos funcionarios, lo lamentable es que se perderá la experiencia en la ejecución del Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia, instaurado por el subsecretario Roberto Campa Cifrián y su sucesora, Eunice Rendón.
“Ruth Zavaleta ya le pidió la renuncia a dos de sus directores y vamos a ver cómo se va a destruir lo que hicieron Campa y Eunice, porque sabemos que Ruth Zavaleta dice que el programa no sirve para nada, que no sé de dónde lo saca y no sé de dónde sepa ella de prevención.”
Subraya: “No solamente se pone a estos como jefes, sino que van a destruir la poca experiencia, y la curva de aprendizaje de muchos de ellos al trabajar en el campo la vamos a tirar a la basura”.
Pero la sucesión de nombramientos de militantes del PVEM sigue, aunque no tengan experiencia en materia de prevención del delito, como Zavaleta y Escobar, conocido este último por ser el estratega de las sistemáticas violaciones a la Constitución y a la ley de ese partido en el proceso electoral de este año.
Así, aunque no se ha oficializado, un nuevo militante del PVEM ocupa la Dirección General Adjunta de Participación Ciudadana para la Prevención Social, el tercero en la jerarquía de la subsecretaría: Jorge Reséndiz Dorantes.

Construcción de clientelas y compra de Votos

Fue el propio Reséndiz Dorantes, licenciado en derecho por la Universidad Insurgentes, quien confirmó al reportero vía telefónica, el mediodía del viernes 9, que era el sustituto de José Manuel Azpiroz, quien llegó al cargo con Campa y lo dejó el jueves 1 de octubre.
–¿Cuándo toma posesión?
–No lo sé todavía –dijo antes de cortar la llamada.
La experiencia de Reséndiz Dorantes en la materia, según su declaración patrimonial, son los nueve meses que fue director ejecutivo de Participación Ciudadana en la delegación Venustiano Carranza: de octubre de 2008 a julio de 2009.
En 2010 ingresó a la Procuraduría General de la República (PGR) como jefe de departamento, con “labor de supervisión (y) manejo de recursos humanos”, misma actividad que tuvo durante 2011 y en 2012 en la misma dependencia, aunque en este último año asciende a subdirector de área.
En octubre del año pasado, dejó la PGR y, según los archivos del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), en la elección de junio fue representante del PVEM ante el Consejo Distrital 11, de la Venustiano Carranza, delegación que gobernó Zavaleta entre 2003 y 2005.
La Dirección de Vinculación con el Sector Social y Cultural, que estaba a cargo de Gonzalo Javier Suárez –que fue separado del cargo, igual que Azpiroz–, será también para otros militantes del PVEM, aunque Zavaleta lo mantiene en reserva.
Y es que a la llegada de Escobar a la subsecretaría, Zavaleta tomó el cargo que dejó vacante Xiuh Tenorio, quien fue candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI)-PVEM a la delegación Benito Juárez, en cuya elección quedó en tercer lugar.
“No me dejan trabajar”
Jusidman, quien no tenía conocimiento del nombramiento de Reséndiz Dorantes, afirma que lo poco que se había logrado avanzar en materia de prevención se vendrá abajo con el nombramiento de Escobar, quien –especula– ni siquiera es bien visto por Osorio Chong:
“Tengo la impresión de que Osorio Chong no está muy contento por la forma como lo presentó y en su comparecencia (ante el Senado) defendió al programa, no lo defendió a él. Entonces, es un premio seguramente a quienes ellos piensan que les van a dar votos en 2018”.
Experta en política social, servidora pública hasta 1991 y activista en favor de la democracia, Jusidman dice tener información de que Escobar ambicionaba realmente la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que a la postre fue para un correligionario, Rafael Pacchiano, ambos amigos de Jorge Emilio González Martínez, líder real del PVEM.
“Supuestamente se peleó con el Niño Verde y que se acercó a Manlio Fabio Beltrones y que fue éste el que le consiguió la posición”, especula la economista e investigadora.
–Pero la responsabilidad es de quien lo nombró: De Peña.
–Claro. Él ya dijo que estará hasta que el presidente lo quite.
En efecto, ante la cascada de cuestionamientos, Escobar declaró al diario Reforma el 22 de septiembre que él va “a permanecer aquí hasta que el presidente de la República lo decida”, una retadora declaración que se sumó a la que hizo a ese mismo diario, el día 11 de ese mes, en el sentido de que había sido premiado.
“Este premio… este nombramiento tiene que ver más bien con una invitación que me hace el presidente de la República, que me llena de orgullo poder aceptarla”.
Apenas el jueves 8, Escobar declaró al diario La Crónica de hoy, propiedad del exdiputado del PVEM Jorge Kahwagi, que no lo dejan trabajar y que es una víctima. “Ha sido tan brutal la campaña, que a veces pienso que hay otras cosas”.
–¿Qué piensa que hay detrás?
–Pues es que nunca había visto yo así una campaña en contra de alguien. No he visto una campaña de este nivel, por un nombramiento.
“Ahora resulta que es una víctima”, dice Jusidman, quien inició el cuestionamiento a Escobar con una carta de Incide Social enviada a Osorio Chong el 10 de septiembre, en la que, entre otras, le formuló la siguiente pregunta:
“Por qué una persona del PVEM que ha promovido la pena de muerte, la reducción de la edad penal, la cadena perpetua y otras medidas de corte absolutamente fascista y autoritario va poder entender la complejidad y la delicadeza de lo que representa reconstruir confianza, solidaridad, relaciones pacíficas, respeto a la vida y a la dignidad?”
Una semana después, más de 85 organizaciones y otras personalidades secundaron el cuestionamiento, con un desplegado, a lo que siguió, el día 24, la clausura de la sede de la subsecretaría, con Escobar ausente.
Zavaleta, subordinada de Escobar, declaró que era una prioridad reactivar el diálogo con las Ong y lo que hizo fue un acopio de siglas vinculadas al PRI y al PVEM para publicar un desplegado en apoyo a su jefe, el 25 de septiembre.
Desdén a Escobar
Jusidman no tiene duda del origen de estas organizaciones: “Son parapartidarias”, es decir, asociadas al PRI y al PVEM, que contrastan con las que realmente hacen un trabajo con la comunidad.
“Las Ong no somos un espacio de pureza y moralidad, hay de todo, igual que en sectores como el académico y el político, hay gente que hace bien su trabajo y hay gente que lo hace mal y es corrupta. Las Ong somos diversas. Entonces nada más hay que ver cuál es la historia y su participación de unas y otras.”
De hecho, una de las organizaciones firmantes del desplegado de repudio a Escobar, el Consorcio Internacional de Arte y Escuela (ConArte), ganó el premio de buenas prácticas replicables a nivel nacional, organizado por la Secretaría de Gobernación y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).
Sin embargo, sus directivos decidieron no asistir a la ceremonia de premiación, el viernes 9, por la presencia de Escobar, y sólo enviaron una carta, firmada por Lucila Jiménez López, directora general, quien defendió su autonomía.
“Hoy, ConArte recibe el reconocimiento como práctica exitosa para ser replicada a nivel nacional, el cual aceptamos y agradecemos gustosos, aun en la ausencia de la ceremonia oficial. El reconocimiento nos anima a salir adelante y nos permite a la vez expresar pública y respetuosamente nuestro punto de vista por el bien no sólo de ­ConArte, sino de las comunidades con las que trabajamos y el de otras organizaciones de la sociedad civil serias y no partidarias, quienes como nosotros desean aportar para hacer un mejor país”.
Jusidman afirma que no habrá marcha atrás en cuestionar a Escobar, porque hay una estrategia electoral no sólo del PVEM, sino del grupo de Zavaleta, como los medios hermanos René Arce y Víctor Hugo Círigo. “Son operadores políticos”.
–¿Y habrá nuevos funcionarios con el mismo perfil?
–Seguramente, porque no tienen otro tipo de gente. No tienen profesionales, gente que conozca de materia social de desarrollo, de infancia, de jóvenes. No, van a incorporar puros operadores políticos. Lamentable, esta ocasión sí se les pasó de tueste.
–¿Usted aprecia que no hay posibilidad de rectificación?
–No nos han respondido nada. Todo ha sido darle la vuelta. La única que ha tratado de hacer interlocución con algunas de nuestras organizaciones es Ruth Zavaleta. Ha estado mandado correos.
–¿Para invitarlas a dialogar?
–Sí, hay otras gentes del Verde Ecologista que también se han acercado. Dicen: “Denle una oportunidad, platiquen con él”. Yo les dije: “Yo no tengo nada que platicar con él, el señor es impresentable”.

0 comentarios:

Visitantes