¡Nos empujan a la lucha, hay que prepararla... Fuera los traidores de la Patria... No al gasolinazo!

Anuncia “Marcos” suspensión indefinida del Congreso Indígena

10 DE MAYO DE 2014 

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El subcomandante Marcos, líder y vocero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), declaró la suspensión “por tiempo indefinido” de todas las actividades previstas para mayo y junio en el marco del Congreso Nacional Indígena (CNI), así como el homenaje al filósofo Luis Villoro, luego de la emboscada, dijo, donde cayó abatido Galeano, un maestro indígena de la Escuelita Zapatista.
En una misiva difundida esta noche, Marcos dijo estar indignado y con dolor luego del incidente del viernes 2, en que miembros de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC) emboscaron a tiros y machetazos a bases de apoyo del grupo armado.
“Se trató de una agresión planeada con anticipación, organizada militarmente y llevada a cabo con alevosía, premeditación y ventaja. Y es una agresión inscrita en un clima creado y alentado desde arriba”, aseguró Marcos, luego de participar en una reunión con sus bases de apoyo en La Realidad Trinidad, donde se registró el incidente violento.
El núcleo militar zapatista, encabezado por Marcos y el subcomandante insurgente Moisés, llegó este viernes a la comunidad tras responder la petición de apoyo que le hiciera la Junta de Buen Gobierno (JBG) “Hacia La Esperanza”.
Ahí, un maestro del curso “La libertad según l@s zapatistas”, dijo a los líderes rebeldes:
“Claro te decimos compañero Subcomandante, que si no fuéramos zapatistas hace rato que hubiéramos tomado venganza y se hubiera hecho una matazón, porque tenemos mucho coraje con lo que le hicieron al compañero Galeano. Pero pues somos zapatistas y no se trata de venganza sino de que haya la justicia. Así que esperamos lo que nos van a decir y así vamos a hacer”.

El subcomandante Marcos en un retrato de 2009. 
Foto: Janet Schwartz

En el acto, relató Marcos, el subcomandante insurgente Moisés tomó una decisión difícil, inapelable e inobjetable: “Ha decidido suspender por tiempo indefinido la reunión y compartición con los pueblos originarios y sus organizaciones en el Congreso Nacional Indígena. Y ha decidido suspender también el homenaje que preparamos para nuestro compañero ausente don Luis Villoro Toranzo, así como suspender nuestra participación en el seminario ‘Ética frente al despojo’, que organizan compas artistas e intelectuales de México y el mundo”.
En la emboscada, insistió Marcos, estuvieron implicadas “las direcciones de la llamada CIOAC-Histórica, el Partido Verde Ecologista (nombre con el que el PRI gobierna en Chiapas), el Partido Acción Nacional y el Partido Revolucionario Institucional. Y que está implicado también el gobierno del estado de Chiapas, aunque falta determinar el grado de involucramiento del gobierno federal”.
En suma, sostuvo, “no se trató de un problema de comunidad, donde los bandos se enfrentan enardecidos por el momento. Fue algo planificado: primero la provocación con la destrucción de la escuela y la clínica, sabiendo que nuestros compañeros no tenían armas de fuego y que irían a defender lo que humildemente han levantado con su esfuerzo; después las posiciones que tomaron los agresores, previendo el camino que seguirían desde el Caracol hasta la escuela; y al final el fuego cruzado sobre nuestros compañeros”, acusó Marcos.
Gobierno de Manuel Velasco implicado en el crimen

También señaló que en esa emboscada fueron heridos varios zapatistas con armas de fuego y que lo que sucedió con Galeano es estremecedor:
“Él no cayó en la emboscada, lo rodearon 15 o 20 paramilitares (sí, lo son, sus tácticas son de paramilitares); el compa Galeano los retó a luchar mano a mano, sin armas de fuego; lo garrotearon y él brincaba de un lado a otro esquivando los golpes y desarmando a sus oponentes”.
Sin embargo, al observar que no podían con él, le dispararon y una bala en la pierna lo derribó. “Después de eso fue la barbarie: se fueron sobre de él, lo golpearon y lo machetearon. Otra bala en el pecho lo puso moribundo. Siguieron golpeándolo. Y al ver que aún respiraba, un cobarde le dio un tiro en la cabeza.

“Tres tiros a mansalva recibió. Y los tres cuando estaba rodeado, desarmado y sin rendirse. Su cuerpo fue arrastrado por sus asesinos como unos 80 metros y lo dejaron botado”, agregó.
Según Marcos, “el subcomandante insurgente Moisés me ha encargado que les avise que las actividades públicas de mayo y junio se han suspendido por tiempo indefinido, así como los cursos de ‘La libertad según l@s zapatistas’. Así que ahí lo vean eso de las cancelaciones y demás”, indicó.
En la asamblea zapatista realizada en La Realidad, Moisés entregó a la viuda de Galeano un apoyo económico a nombre del EZLN.
Más tarde tomó la palabra un joven de 15 años, era el hijo de Galeano, quien dijo que confía en los zapatistas para que haya justicia y se encuentre a quienes asesinaron a su papá.
En la misiva, Marcos también arremete contra la “prensa domesticada”, pues denunció que ésta ha desinformado sobre lo que realmente pasó el viernes 2 de mayo, y sólo replica el “modelo de Acteal”, al referir que todo se derivó de “un conflicto intracomunitario por un banco de arena”.
“No es gratuito que esté ahí el viejo (Emilio) Chuayffet, ahora con aplicados alumnos en el gobierno de Chiapas y en organizaciones ‘campesinas’. Lo que sigue ya lo conocemos”, concluyó.

0 comentarios:

Visitantes