¡Lo difícil no fue llegar, lo difícil será mantenerse, cumplir... Cada pueblo tiene el gobierno que se merece! La lucha sigue...

En las entrañas del monstruo de Texcoco

POR GLORIA LETICIA DÍAZ , 21 OCTUBRE, 2018

Para los pobladores de la zona donde se empezó a construir el nuevo aeropuerto no están en riesgo grandes ganancias, sino sus casas, la salud de sus hijos, sitios arqueológicos y el entorno natural. En un recorrido por las inmediaciones del megaproyecto del gobierno de Peña Nieto se recogieron las voces de los afectados. Ellos sufren agresiones de grupos de choque, presiones de empresas y demandas amañadas de abogados para que cedan esas partes de su vida al “progreso”, representado por la devastación de cerros y terrenos.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- A pocos días de que se lleve a cabo la consulta ciudadana convocada por Andrés Manuel López Obrador para elegir la sede del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), entre Texcoco y Santa Lucía, un recorrido por algunos de los municipios afectados por la construcción del megaproyecto saca a la luz historias de resistencia en defensa de la tierra, el territorio y la propiedad, así como de despojo, desacatos judiciales y corrupción.

Obras del nuevo aeropuerto internacional de México, ubicada en Texcoco
Foto: Eduardo Miranda


Reporteros de este semanario recabaron denuncias de afectados en algunos municipios del oriente del Estado de México por la edificación, que según el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) en su primera fase costaría 285 mil millones de pesos, lo que representa un incremento de 69% sobre lo calculado en septiembre de 2014 por la empresa encargada de supervisar la construcción.

Es recurrente la frustración por el desgaste de años de lucha. Las personas entrevistadas se apegaron a las reglas del juego del Estado mexicano: todos han recurrido a instancias judiciales a fin de revertir los daños que les ha causado el megaproyecto, pero los tribunales no les han dado nada.


Los peligros de defender su casa

Apoyada en una muleta, Nieves Rodríguez Hernández sale de su hogar al encuentro de los reporteros. Por negarse a dejar su propiedad para dar paso al “progreso”, Nieves se ha convertido en un símbolo de la resistencia.

Su casa de 90 metros cuadrados, construida en medio de un terreno de mil 125 metros en San Salvador Atenco, quedó atrapada entre un camino vecinal y la construcción de la autopista Pirámides-Texcoco. No tiene agua ni luz; los servicios le fueron cortados por su oposición a ceder su propiedad.

Rodeada de perros que le avisan de la presencia de extraños, Nieves se queja de intensos dolores en la pierna izquierda. En febrero se la fracturó al caer en una zanja cuando circulaba en su motocicleta y fue rebasada por camiones con piedra para la megaconstrucción.

“Una zanja la pude esquivar, pero otra ya no. La constructora no se quiso hacer responsable porque dice que no traía casco, y ahora no puedo trabajar porque no puedo doblar la pierna”, lamenta la mujer, que ha resistido a los personeros de la empresa Pinfra, a la que en 2015 se le concesionó la construcción de la autopista (Proceso 2131)

En lo que va del año Nieves y su familia han sido más acosados que cuando empezaron su lucha. “Una noche iba llegando a mi casa en la moto, cuando de repente me salió un hombre de entre los árboles y me gritó: ‘¿Tú eres la pinche vieja que no quiere vender?’ En otra ocasión amaneció un muerto en el camino vecinal, frente a la casa, y otra noche que yo ya venía en camino del Distrito (Ciudad de México), de compras, me habló mi hija (para decirme) que un hombre se había metido al terreno, que los perros le ladraban y no se iba. Cuando llegué vi a ese hombre, estaba drogado y tuve que llamar a la policía para que se lo llevara.

“Nunca habíamos tenido problemas, todo estaba tranquilo por aquí hasta que empezaron a presionarnos. Nos dicen los de la empresa: ‘Arrime su casa para allá o quítese’, pero no tenemos a dónde irnos, nos venimos al campo porque queríamos tranquilidad. Todo lo que ha pasado este año es para asustarnos, pero no nos vamos a salir, no es justo”, dice Nieves.

La violencia hacia los opositores a las obras es una de los impactos más sensibles que ha registrado el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL): 253 personas de la zona oriente del Estado de México han sido agredidas a consecuencia de su oposición al NAIM únicamente en el sexenio de Enrique Peña Nieto, sin contar con la represión de 2006, asegura José Antonio Lara Duque, coordinador general de la organización.

Las agresiones van desde “amenazas telefónicas o personales, campañas de desprestigio por su labor como defensoras, agresiones físicas, detenciones arbitrarias y homicidios”, detalla.

La víctima mortal más reciente se registró el 30 de septiembre: a balazos murió Javier Ramos Arreola, habitante del municipio de Tlalmanalco y defensor del cerro del Tenayo, devastado por la extracción de material pétreo para tapar el lago de Texcoco en la construcción del NAIM.

De acuerdo con los registros del CDHZL, “las cifras se dispararon a partir del 1 de julio, cuando ya suman 50 personas agredidas”, entre ellas seis habitantes de Tezoyuca cuyas viviendas están dañadas por las minas para la extracción de material pétreo y quedaron “al borde de un precipicio”.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2190, ya en circulación)

Dictan medidas cautelares contra exalcaldesa de Centla por agresión a periodista

POR ARMANDO GUZMÁN , 19 OCTUBRE, 2018

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) detuvieron a la exalcaldesa priista del municipio de Centla, Gabriela del Carmen López Sanlucas, y tras casi tres horas de interrogatorio, fue liberada.

En acatamiento a una orden de aprehensión bajo la causa penal 61/2018, por los presuntos delitos de privación ilegal de la libertad, función persecutoria indebida y detención ilegítima, en contra del periodista Felipe Heladio Jiménez Solís, la exalcaldesa fue detenida ayer por la tarde y presentada ante un juez federal.



La exalcaldesa priista del municipio de Centla, Gabriela del Carmen Lopez Sanlucas/Foto: Especial

Sin embargo, fue liberada alrededor de la medianoche y citada para el martes 23 de octubre a una audiencia de vinculación a proceso.

Asimismo, le fueron dictadas medidas cautelares para no salir del país, no acercarse a la víctima y acudir periódicamente a firmar al Juzgado.

El fiscal del Ministerio Público Federal solicitó prevención preventiva para la exalcaldesa, pero el juez argumentó esto no le permitiría recabar pruebas a su favor y además no es delito grave.

López Sanlucas gobernó Centla de enero de 2015 hasta el pasado 4 de octubre y durante su administración protagonizó múltiples escándalos por su comportamiento personal, entre ellos, contratar a jóvenes strippers y bailar con ellos vestida de vedette.

Además, frecuentemente fue señalada por presuntos actos de corrupción.

Uno de sus críticos más sistemáticos era el periodista Felipe Heladio, a través de las redes sociales, a quien, incluso, le incineraron un vehículo y le quemaron una casa en Centla, de donde el comunicador es originario, un hecho que aún sigue impune.

En diciembre de 2016, el periodista fue detenido arbitrariamente y con violencia por la policía municipal, lo llevaron a la dirección de Seguridad Pública y ahí lo mantuvieron virtualmente “secuestrado” toda la noche, sin imputación alguna en su contra.

Felipe Heladio denunció los hechos ante Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle), de la PGR.

El pasado mes de junio, el exdirector de Seguridad Pública de Centla, Luis Alfonso Arias, fue detenido y vinculado proceso.

Tras las diligencias, el juez determinó que López Sanlucas tenía responsabilidad y giró orden de aprehensión en su contra, la cual fue cumplimentada ayer por la tarde.

En México, los mecanismos de protección a defensores de DH y periodistas no son adecuados: CEJIL-PI

POR LA REDACCIÓN , 18 OCTUBRE, 2018

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y Protección Internacional (PI) concluyó que los actuales mecanismos para los defensores de derechos humanos y protección a periodistas en México no cumplen con estándares internacionales.

“Los actuales mecanismos nacionales de protección para defensores de DH, entre ellos el mexicano, no logran resultados adecuados porque tienen carencias claves, como el reduccionismo de la Declaración de la ONU al ámbito normativo nacional, no acorde a los estándares internacionales; ausencia desde un abordaje de políticas públicas más allá de un mecanismo con un enfoque restringido y centrado exclusivamente en la seguridad y el riesgo; y la falta de un abordaje del problema en el marco más amplio de la garantía con participación y gobernanza activa de PDDH y periodistas”, concluyeron los organismos en el informe “Es Tiempo Ya, Políticas públicas eficaces para el derecho a defender los derechos humanos”.


El informe abunda que las medidas adoptadas por el Estado mexicano no obedecen a un enfoque amplio y comprensivo/Foto: Tomada de Twitter 


La organización expone que en México está conclusión cobra mayor relevancia debido a que las personas defensoras de derechos humanos y periodistas se encuentran bajo un ataque sistemático a causa de su labor, proveniente de funcionarios públicos y particulares, teniendo que enfrentar el hostigamiento e intimidación, agresiones físicas, detenciones arbitrarias, criminalización, desplazamiento y hasta el asesinato.

En la actualidad, abunda el informe, no existe una política pública integral de protección para estos colectivos, contando únicamente con un Mecanismo Federal, el cual sólo no obedece a las diversas formas de violencia, sino que además no cuenta con recursos económicos, y sus recursos humanos y materiales son insuficientes.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha señalado que una política integral de protección adecuada y efectiva consiste en medidas urgentes para proteger la vida y la integridad de personas defensoras, así como en pasos positivos para asegurar la construcción de contextos y ambientes libres de violencia y hostigamiento.

El informe abunda que las medidas adoptadas por el Estado mexicano no obedecen a un enfoque amplio y comprensivo, más allá de mecanismos o sistemas de protección física que desconocen la creación de políticas encaminadas a respetar y garantizar sus derechos.

Las organizaciones urgieron a que los mecanismos actuales se dirijan hacia enfoques integrales con participación de las y los periodistas y organizaciones de la sociedad civil, que aborden desde una postura crítica la inseguridad en que estas personas realizan su labor, incluyendo no sólo la violencia física, sino también estructural, que obedezca a la creación de políticas globales de protección para el derecho a defender los derechos humanos.

La raza

POR FABRIZIO MEJÍA MADRID , 14 OCTUBRE, 2018

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Esta semana se inicia una campaña de una cerveza con unas camisetas en las que aparece tachada la palabra “pinche” y se sustituye por la de “orgullosamente”. La cerveza se llama Indio. Como esta semana celebramos un año más de la llegada de Cristóbal Colón al continente, escribí esta columna sin otro interés salvo el de conmemorar el equívoco que somos.

El Cristóbal Colón que conocemos nació en las conmemoraciones del cuarto centenario del “descubrimiento” de América, en 1892. Los países se regalaron estatuas que no se parecían una a la otra, con un almirante que lleva en sus manos espadas, cruces, astrolabios, pergaminos y que señala hacia el Oriente. Colón se va quedando en medio de las glorietas de las ciudades. Sólo hay tres retratos y ninguno es realmente él.

Cartón de Rocha

Uno, el que cuida el Metropolitan de Nueva York, firmado por Sebastiano del Piombo, el guardián de los sellos del Papa en 1531. Originalmente se llamó “Retrato de un hombre”. Se trata de la imagen de un comerciante con un sombrero flamenco y, salvo por una inscripción a un lado hecha con posterioridad, no hay mar, ni barcos, ni mapa de América. Los otros dos: el del Museo del Mar en Génova, pintado por Domenico Ghirlandaio Bigordi (1476), y el que el obispo Paolo Giovio encargó a un pintor anónimo en 1553, son las imágenes de dos ancianos de cabello blanco vestidos como curas, de negro, y con la pinta del retiro y no de la deriva, la navegación y la aventura.

Colón no es pictórico, sino literario. Sin rostro, hay que llenar el nombre que aparece, de la nada, en un contrato del 17 de abril de 1492 entre los reyes de Castilla y Aragón y alguien que no lo firmó y que sólo es mencionado por el notario. El contrato le otorga beneficios “de lo que ha descubierto en las mares océanas”, tres meses antes de que Colón zarpe. ¿Ya lo había “descubierto” antes incluso de partir? La historia del navegante que murió en casa de Colón quizás contenga la clave. Es Alonso Sánchez de Huelva que, según Garcilazo, era un portugués que sabía la corriente para navegar más allá de las islas Azores. Antes de morir, le da a Colón una prueba que, entonces, los reyes católicos toman para financiar la expedición: una pepita de oro.

Con “lo que ha descubierto”, Colón zarpa hacia un mar, el Atlántico, que es portugués por un tratado de 1497. El notario se llama Juan de Coloma (“paloma” en varios idiomas) y eso puso a pensar a varios en que, realmente, no sabemos el nombre del almirante. Su figura nos llega a través de la crónica: la de Gonzalo Fernández de Oviedo en 1535, la de Francisco López de Gómara en 1552, la de su hijo Fernando y la de Bartolomé de las Casas que, escritas en el siglo XVI, no serían conocidas hasta el XIX. Las fechas de su nacimiento varían en 20 años, de 1436 a 1456. Las Casas hace la crónica sobre quién es antes de zarpar: es súbdito de los portugueses desde 1471, casado con Felipa Moñiz, hija de quien descubrió y gobernó sobre las islas de Madeira, y tiene un hijo, Diego. La idea de que es italiano –genovés– es muy posterior. Ayuda a los portugueses a reconocer las costas de Islandia, Groenlandia, Ghana, el Golfo de Guinea y la desembocadura del río Congo. Pero, cuando el rey Juan II le roba su idea de un viaje transatlántico, rompe con él y se va a ver a los reyes de España. Aquí, la historia se hace novela romántica: se convierte en amante de la reina Isabel; Fernando, a quien le gustan las criadas y las prostitutas –morirá, de hecho, en los brazos de una–, le tiene algo de celos, pero no tantos como para dejar ir las posesiones ultramarinas de las que Colón les habla. Alejo Carpentier, en El arpa y la sombra, convierte el adulterio de la reina y el navegante en el origen del apellido. Según Carpentier, Pietro Martire, un milanés preceptor de los hijos reales, le oye a Colón referirse a la anatomía más íntima de la reina como “colomba mía”. En los pasillos de la corte castillaragonesa se refieren al navegante como “el palomo”.

Otra coincidencia literaria es la salida de Colón del Puerto de Palos justo en la fecha en que los judíos tienen el ultimátum de abandonar España, el 2 de agosto de 1492. Nos imaginamos, entonces, unos barcos llenos de judíos –se especula que el propio Colón, igual que Torquemada, era hijo de un “converso”– dispuestos a aventurarse en los mares embravecidos para no perder la vida a manos de los soldados de Fernando e Isabel. La propia firma de Colón, su “XMY”, puede ser tanto católica como hebrea: Jesús, María y José o, leída de derecha a izquierda, Yehovah Moleh Chesed (Dios, ten piedad). El hecho es que zarpan. No son tres carabelas, sino dos, La Niña y La Pinta, porque la tercera, en la que embarca Colón, es una nao. Es más grande porque se planea llenarla de oro. Tampoco tiene nombre. Oviedo le llamará La Gallega y no será hasta 1571, cuando que los italianos se apropian de Colón, que se convertirá en la Santa María.

Sobre quién avista el nuevo continente se hace una apuesta: el primero que vea tierra firme se llevará 10 mil maravedíes. Rodrigo de Triana que va en la más veloz, La Pinta, la ve a las dos de la mañana del 12 de octubre. Pero, al tratar de cobrar, Colón le dice:

–Ayer, a las 10 de la noche, vi una lumbre, una candelilla, que se alzaba y bajaba. La apuesta la he ganado yo.

El mismo Colón y los hermanos Pinzón bajan una lancha para tomar posesión de la tierra. Pero es decepcionante: una playa blanca, casi sin vegetación, y unos hombres desnudos que les ofrecen cotorras. Les preguntará sin piedad por el Gran Kan, es decir, por el emperador de la China de los relatos de Marco Polo, y los indios –que son taínos– les advierten de “los cariba”, de donde proviene nuestra palabra “caníbal”. En una de las decenas de confusiones en esta historia, Colón piensa que “los cariba” son hombres con cara de perro. Cuando van de vuelta a informarle a los reyes, Martín Alonso Pinzón, quien llega primero, muere repentinamente, y Colón regresa, tras 225 días, con seis indios cubiertos de plumas y con aretes y pectorales dorados. Ha oído “indio” cuando se le dijo “taíno” y cuadró su idea de estar en las Indias. El recibimiento es el 20 de abril de 1493 en Barcelona, y Colón despliega una tela que amarra de dos columnas del palacio. Es una hamaca. Novelesco, el almirante describe el Paraíso Adámico: “en un monte con la forma de una pera o de un seno de mujer que, donde se yergue el pezón, se encuentra el Edén”. El Papa Alejandro VI entra, de inmediato, para proteger semejante hallazgo: les otorga a los reyes españoles el control de las nuevas tierras a cambio de que evangelicen a los indios. Colón hará, en total, cuatro viajes al Nuevo Continente: sufrirá las divisiones entre los colonizadores; que lo arresten y lo embarquen con grilletes, y que la reina le envíe a La Española una alcoba completa, casi un ajuar matrimonial, que hace salivar a los novelistas románticos. Y se convertirá en el primer esclavista de América al enviarle 500 indios a los reyes para subsanar la falta de oro. En medio, Colón protagonizará delirios que alimentarán lo “real maravilloso” de la literatura de medio siglo en América Latina decretando, a pesar de las evidencias, que Cuba es un continente y no una isla, asegurando que duerme en la lengua de un inmenso dragón, y que las perlas que encuentra en Venezuela nacen de una gota de rocío que las ostras bostezan por las mañanas.

El “Nuevo Mundo” se inventó en 1507, cuando uno de los marineros de Colón, Américo Vespucio, publicó en Augsburgo una carta a Lorenzo de Medici donde cuenta un viaje que nunca hizo a Brasil. Habla sin rubores de su encuentro con los tupinambas en una sociedad que no tiene reyes ni dioses ni restricciones sexuales. Las 12 páginas de su carta se reproducen en Venecia, Amberes, París, y una copia llega a las manos del duque de Lorena. Ahí, en 1507, un dibujante, Martin Waldseemüller, hace el primer mapa de América con ese nombre, puesto a la altura de Argentina. La palabra- desaparece en los mapas subsiguientes, pero hacia mediados del siglo XVI se establecerá. Es el equívoco de toda esta historia, la nuestra, igual a la de los restos de Colón que no se sabe dónde yacen. Cuando muere, en 1506, están en Valladolid; tres años después se depositan en Sevilla; en 1544 se trasladan a Santo Domingo, aunque es evacuado cuando los franceses toman posesión de la isla y llevado a La Habana. Pero, al parecer, se llevan otro ataúd, el de su hijo Diego. Por lo tanto, el que se llevan los españoles tras su derrota en Cuba en 1898 no es Colón. Lo entierran en Sevilla y, para 1992, los dominicanos le hacen un mausoleo de mármol con un guardia de día y de noche. No se sabe, como nada en esta historia, qué es verdad y qué mentira.

En Sevilla está enterrado el hijo menor, Fernando, quien, además de ser el autor de la primera guía turística de España, murió con su biblioteca de 15 mil ejemplares, que aún se conservan juntos. Ninguno de ellos es Vida del almirante, la biografía que hizo de su padre.

Esta columna se publicó el 7 de octubre de 2018 en la edición 2188 de la revista Proceso.

Hackean datos personales de 29 millones de usuarios en Facebook

POR LA REDACCIÓN , 12 OCTUBRE, 2018

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Atacantes cibernéticos tuvieron acceso a datos personales de 29 millones de usuarios de Facebook, reconoció la propia red social hoy.

En un comunicado, precisó que fueron 30 millones las cuentas afectadas por la ofensiva informática detectada el pasado 25 de septiembre, y no 50 millones como se había informado inicialmente.

Sede de Facebook en Menlo Park, California/Foto: AP/Ben Margot

Asimismo aseguró que tiene una idea de quién estuvo detrás del ataque y transmitió esa información al Buró Federal de Investigación estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés).

En su blog de noticias, la red social fundada por Mark Zuckerberg publicó una actualización sobre el ataque perpetrado por hackers, que aprovecharon una vulnerabilidad en la función “Ver como”, que le permite a las personas visualizar cómo las ven otros usuarios.

Los atacantes lograron acceder a nombre y detalles de contacto (número de teléfono o correo electrónico o ambos) de 15 millones de personas.

En el caso de otras 14 millones tuvieron acceso a esos datos y a otros detalles como género, estatus de relación, lugar de origen, ciudad actual, fecha de nacimiento, tipo de dispositivo que usan para entrar a Facebook, educación, ocupación, últimos 10 lugares donde hicieron check-in o fueron etiquetados, personas o páginas que siguen y sus 15 búsquedas más recientes.

Del millón de cuentas restantes afectadas, los atacantes no pudieron acceder a ninguna información, reportó Facebook.

El comunicado firmado por Guy Rosen, vicepresidente de Manejo de Producto de Facebook, indicó que no se ha descartado la posibilidad de otros ataques a menor escala, que siguen investigando.

Recordó que los hackers robaron tokens de acceso –llaves digitales que mantienen a las personas conectadas a la red sin necesidad de poner sus contraseñas cada vez que usan la aplicación– que pudieron ser usados para tomar el control de las cuentas.

También indicó que la vulnerabilidad fue reparada dos días después de que se descubrió la intromisión y detalló el modus operandi empleado.

“Los atacantes tenían acceso a una serie de cuentas, que estaban conectadas con amigos en Facebook. Usando una técnica automatizada, pasaron de una cuenta a otra y de esa forma pudieron robar los tokens de acceso de esos amigos, y de amigos de esos amigos, hasta impactar a unas 400 mil personas.

“En el proceso esa técnica cargó automáticamente los perfiles de Facebook de esas cuentas, simulando lo que esas 400 mil personas hubieran visto si miraran sus propios perfiles. Eso incluyó publicaciones en sus líneas del tiempo, listas de amigos, grupos a los que pertenecen y los nombres de conversaciones recientes en Messenger.

“Los atacantes no tuvieron acceso al contenido en Messenger, con una excepción: si una persona en ese grupo era administrador de una página que había recibido un mensaje de alguien en Facebook, el contenido de ese mensaje estuvo disponible para los atacantes.

“Los atacantes usaron una parte de las listas de amigos de esas 400 mil personas para robar los tokens de acceso de unas 30 millones de personas”, describió Rosen.

Facebook ofreció a los usuarios verificar si fueron víctimas del ataque recurriendo a su servicio de ayuda y adelantó que enviará mensajes a los 30 millones de afectados para explicar a qué tipo de información pudieron acceder los hackers.

Visitantes